Trastornos de la Coagulación

¿Qué son los inhibidores?

Los inhibidores son un problema médico grave que puede ocurrir cuando una persona con hemofilia presenta una respuesta inmunológica al tratamiento con concentrados de factor de coagulación.

El sistema inmunológico protege al cuerpo contra gérmene y virus dañinos. Algunas veces, en el caso de un inhibidor, el sistema inmunológico de una persona reacciona a las proteínas de los concentrados de factor como si fueran sustancias ajenas por que el cuerpo nunca las había reconocido. Cuando esto ocurre se forman inhibidores (también llamados anticuerpos) en la sangre para atacar a las proteínas de factor ajenas. Esto impide a los concentrados de factor corregir el problema hemorrágico.

Las hemorragias son muy difíciles de controlar en una persona con hemofilia que presenta inhibidores. Una persona con inhibidores enfrenta más hemorragias y dolor porque el tratamiento con concentrados de factor no funciona. Si la hemorragia en músculos y articulaciones (el tipo de hemorragia más común en la hemofilia) no es controlada, es probable que haya daños articulares.

El tratamiento de los inhibidores es uno de los principales desafíos en el tratamiento de la hemofilia en la actualidad. Es posible eliminar los inhibidores usando una técnica llamada inducción de la inmunotolerancia. Sin embargo, este tipo de tratamiento requiere experiencia médica especializada, es costoso y tarda mucho tiempo.

Pueden utilizarse medicamentos llamados agentes de desvío para circunvalar a los inhibidores y ayudar a la coagulación de la sangre.

Contenido desarrollado por el grupo de trabajo sobre los inhibitores de la FMH.


Actualizado por última vez marzo de 2013

Conviértase en miembro

 

Encuentre un centro de tratamiento

 

Consulte la Biblioteca de publicaciones

 

Juegos HemoAcción

 

Lea El mundo de la hemofilia

 

Acceso al periódico Haemophilia