Conocer Malasia es enamorarse de ella. La nación es un crisol de dinámicos y bulliciosos pueblos y religiones en la que malayos, indios, chinos y muchos otros grupos étnicos conviven en paz y armonía.

El multiculturalismo ha convertido al país en un paraíso gastronómico y en sede de cientos de coloridos festivales. No es de extrañar que a sus habitantes les encanten las celebraciones y la vida social. Los malasios son muy relajados, cálidos y amigables.

Geográficamente, Malasia es casi tan diversa como su cultura. Once estados y dos territorios federales (Kuala Lumpur y Putrajaya) forman Malasia Peninsular, que el Mar del Sur de China separa de Malasia Oriental, conformada por dos estados (Sabah y Sarawak, en la isla de Borneo) y un tercer territorio federal, la isla de Labuan.

Uno de los principales atractivos de Malasia son sus contrastes extremos: enormes rascacielos erigidos al lado de casas de madera construidas sobre pilotes. Hoteles de cinco estrellas ubicados a unos cuantos metros de antiguos arrecifes. Agrestes montañas se elevan contra el cielo, mientras sus laderas cubiertas de selva tropical desembocan en llanuras aluviales rebosantes de vida silvestre. Frescos refugios montañosos descienden hasta playas de cálidas arenas, y densos manglares.

Para unas vacaciones perfectas y llenas de sorpresas, el momento es ahora, el destino es Malasia.

Si desea descubrir más acerca de Malasia visite la página Internet oficial del gobierno de Malasia en www.malaysia.gov.my.

Malasia en resumen

Ciudad capital: Kuala Lumpur
Área: 329,758 kilómetros cuadrados
Población: 32 millones

La etnia malaya conforma el 57% de la población, mientras que chinos, indios, bumiputeras, y otras etnias completan el resto de la población del país. El idioma nacional es el malayo bahasa, y el inglés es de uso común. La religión islámica es la religión oficial, aunque otras religiones tales como el budismo y el catolicismo se practican amplia y libremente.

Malasia disfruta de un clima tropical todo el año. Las temperaturas varían desde 21°C (70°F) hasta 32°C (90°F). Las zonas elevadas son mucho más frescas, con temperaturas entre 15°C (59°F) y 25°C (77°F). La precipitación anual va de 2,000 mm a 2,500 mm. No obstante, las laderas de las montañas de las zonas interiores de Sarawak reciben un promedio anual de más de 5,000 mm de lluvia.

Malasia es una nación predominantemente musulmana, lo cual debe tomarse en consideración al elegir la ropa que utilizará para explorar el país. Se recomienda usar ropa conservadora, especialmente cuando tenga planeado visitar una mezquita u otros lugares de culto. Deben evitarse los pantalones cortos o shorts, las camisas sin mangas y la ropa reveladora. En general, los hombros deben permanecer cubiertos casi siempre. No obstante, estas reglas son más relajadas en zonas metropolitanas como Kuala Lumpur.

Al visitar una mezquita o lugar de culto es necesario quitarse los zapatos y otro tipo de calzado; esta práctica también se sigue en la mayoría de los hogares malasios.

La hora de Kuala Lumpur se basa en la Hora del Meridiano de Greenwich (GMT) +8 horas, o 16 horas adelante (+16) de la Hora Estándar del Pacífico.

Es voltaje es de 220 – 240 voltios AC, a 50 ciclos por segundo. En Malasia se utilizan tomas de corriente y enchufes eléctricos estándares de 3 patas aplanadas, como los usados en Reino Unido, Irlanda, Chipre, Malta, Singapur y Hong Kong.

La unidad es el ringgit malasio, indicado como RM o MYR. El sistema de moneda es decimal y un ringgit tiene 100 sen (centavos). Los billetes tienen denominaciones de RM1, RM5, RM10, RM20, RM50 y RM100, mientras que la denominación de las monedas es de 5, 10, 20 y 50 sen. Se puede cambiar moneda extranjera en bancos y casas de cambio.

El horario de los bancos es de lunes a viernes de 9.00 a. m. a 4:30 p. m.
Los bancos están cerrados durante fines de semana y días festivos.

Las personas que visitan Malasia deben tener un pasaporte o documento de viaje válido por lo menos seis meses después del periodo de su estancia. Muchas nacionalidades no requieren visa cuando se trata de visitas sociales o de negocios de cierta duración. Para obtener más información visite www.imi.gov.my/index.php/en.

El principal punto de entrada a Malasia es a través del Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur (KLIA), en Sepang, ubicado a 50 km al sur de la ciudad de Kuala Lumpur. La nueva terminal KLIA 2, situada más o menos a 1.5 km de la terminal principal KLIA, es la mayor terminal aérea del mundo exclusiva para aerolíneas de bajo costo. También es posible llegar a Malasia por tren y por carretera desde Singapur y Tailandia.

Malasia cuenta con excelentes conexiones aéreas nacionales ofrecidas por Malaysia Airlines, así como por aerolíneas tales como AirAsia y Firefly. El país tiene un sistema de transporte público eficiente y bien desarrollado, integrado por autobuses, taxis y trenes. Los servicios de las empresas GrabCar están disponibles en Malasia. Al tomar un taxi, siempre es mejor acordar la tarifa con el chofer antes de abordar el vehículo.