WFH NETWORK

Trastornos de la Coagulación

Diagnóstico prenatal

Las parejas que han concebido de manera natural podrían desear saber antes del nacimiento de su bebé si éste se verá afectado por la hemofilia. Un diagnóstico prenatal definitivo solo puede ofrecerse con procedimientos invasores tales como la muestra de vellosidades coriónicas (MVC) o la amniocentesis (ver abajo). El riesgo de aborto relacionado con la MVC o la amniocentesis es de hasta uno por ciento.

Algunos centros solo ofrecen estos procedimientos si la pareja planea poner fin al embarazo en caso de que se descubra que el feto tiene hemofilia. La decisión de poner fin a un embarazo es sumamente difícil de tomar y podría no ser aceptable por motivos religiosos, éticos o culturales.

Métodos de diagnóstico prenatal

  • Muestra de vellosidades coriónicas (MVC): Con anestesia local y el apoyo de ecografía o ultrasonido, se inserta una aguja fina a través del abdomen o un catéter delgado a través de la vagina de la madre a fin de tomar una muestra de células de las vellosidades coriónicas de la placenta. Estas células contienen la misma información genética que el feto y se usan para determinar si éste tiene hemofilia. Este procedimiento se realiza entre la 11a y la 14a semana de embarazo. La MVC es el método de diagnóstico prenatal de la hemofilia y otros trastornos de la coagulación hereditarios más ampliamente utilizado.
  • Amniocentesis: Se extrae una pequeña cantidad de líquido amniótico con una aguja fina que se inserta en el útero a través del abdomen. La amniocentesis se realiza con el apoyo de ecografía o ultrasonido, entre la 15a y la 20a semana de embarazo. El líquido amniótico contiene células del feto que se analizan para determinar si tiene hemofilia.


Actualizado por última vez: noviembre de 2012

 

Encuentre un centro de tratamiento

 

Consulte la Biblioteca de publicaciones

 

Juegos HemoAcción

 

Lea El mundo de la hemofilia

 

Acceso al periódico Haemophilia