WFH NETWORK

Empoderar a los padres en El Salvador

Norma y Eduardo Palacios con su hijo.

Eduardo y Norma Palacios, padres de un niño de siete años con hemofilia A, comentaron que el programa de Padres que empoderan a otros padres (PEP) les permitió lograr grandes avances en la atención que ofrecen a su hijo en el hogar. "Superamos el dolor, desarrollamos nuestra autoestima, y nos familiarizamos con los casos en los que debemos llevar a nuestro hijo al hospital; ahora somos más responsables de la atención que le damos y de cómo enfrentamos su hemofilia. Hemos aprendido a trabajar como pareja para ayudar a nuestro hijo, y a comprender que no somos culpables de su enfermedad."

El año pasado, diez parejas de padres de niños con hemofilia que reciben tratamiento en el Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, en San Salvador, El Salvador, aprendieron valiosas habilidades a través del programa PEP. Una enfermera y una trabajadora social iniciaron el programa en el hospital después de haber completado un curso de capacitación en colaboración con el Centro de Trombosis y Hemofilia de los Estados del Golfo, de Houston, Estados Unidos. Mediante sesiones interactivas y ejercicios participativos, el programa PEP ofrece a los padres de niños con trastornos de la coagulación la oportunidad de mejorar su capacidad para enfrentar los aspectos psicosociales relacionados con la crianza de un niño que padece un trastorno de la coagulación. El programa también brinda a los padres la oportunidad de compartir experiencias y apoyar a otros padres que enfrentan retos similares.

La doctora Ana Gladis de Reyes, hematóloga pediátrica del hospital, comentó: "Los participantes han expresado que, al compartir experiencias con otros padres se han liberado de sus sentimientos de culpa y dolor, y han aceptado el trastorno de la coagulación, lo que les permite mejorar la atención que ofrecen a su hijo."

Los Palacios quedaron tan impresionados y motivados por el programa que ahora ellos mismos se han convertido en facilitadores. "Estamos convencidos de que cuando hablamos de nuestra experiencia con otros padres, los ayudamos a deshacerse del peso que cargan. Nosotros recibimos apoyo y ahora estamos listos para ayudar a otros."

El Mundo de la Hemofilia, agosto de 2011